martes, 30 de diciembre de 2008

¿Quién soy?


Supongo que todos nos hemos preguntado esto alguna vez. Yo hacía mucho que no, pero en los últimos días me lo he estado preguntando.
Antes no había duda, la zurda izquierdosa parrandera viciosa maniática creativa cariñosa inestable activa bulliciosa Jessica.
Un cambio de locación, de estado civil, de salud y reproductivo, un año más de edad y nuevos entornos, me han ido cambiando. La hogareña siempre a dieta aburrida cumplida que paga sus cuentas y sale de compras Jessica ha ido emergiendo. Muchas tardes de tranquila vida suspiraba por las noches de locura que dejé atrás. En lugar de empezar la fiesta a las 9 de la noche, a esa hora me acuesto a dormir para poder levantarme a las 7 de la madrugada.
El viernes pasado me volví a aventurar en la noche loca, con los mismos compinches de antaño. Pero no fue igual. Ni mi cuerpo ni mi psiquis aceptaron otra vez el exceso. Me sentí como una estúpida ama de casa que no sabe parrandear y al final pide el auxilio del marido (que por cierto tuvo toda la paciencia del mundo).
¿Qué me pasa? ¿ya no soy quién fui? ¿soy otra? ¿me gusta lo que fui? ¿me gusta en lo que me he convertido? ¿hacia dónde voy?
Qué extraña manera de terminar el año. Apenada con los que molesté (me ayudaron a salir en pie, me hicieron compañía y soportaron mi cháchara de bola), sin ganas de repetir la experiencia, tengo un gustillo a cierta goma moral por no recordar algunos pasajes.
Creo que es hora de aceptar que ya no se es joven, pero tampoco viejo. ¿Cuál es el camino a seguir? ¿alguna sugerencia?

8 comentarios:

Erick Colaj Bonilla dijo...

Jijiji, creeme que todos hemos pasado por eso alguna vez, lo mejor que podemos hacer es vivir cada etapa de nuestra vida al máximo para que así no tengamos la excusa de querer regresar a lo que "no" vivimos en su tiempo, mejor olvidemonos del pasado y también del futuro, disfrutemos de nuestro presente que este es el que realmente vale.
Saludos y feliz año 2009 disfrutatelo en familia.

el VERDE !!! dijo...

hay una ventaja mi estimada amiga... NO ESTÁS SOLA en esta etapa, poco a poco todos nos iremos calmando. Ya mi cuerpo reclama si lo trato como veinteañero.

Un abrazote y japi niu yir amiga. tqm.

El Aguafiestas dijo...

Jess, ninguno es el mismo de hace 5 años. A eso sumale, este año ha sido de transición para ambos. Hemos tenido cambios importantes. ¿Hacia dónde vamos? pongámonos optimistas y digamos que vamos hacia adelante, nada más.

Leon dijo...

Ya viste? Existe la evolución de las especies: cuando no se da, sucede que el o la individuo se queda en un limbo. Nunca has visto a un hippie, disco o parrandero trasnochado? Lucen mal, verdad? Aunque se diviertan y nos den envidia.Mucha envidia...

Lucha dijo...

Jajaja.. Jessica que paso!!! mujer
no me digas que otra vez aburriendote.. talvez sale un libro nuevo
entonces, es lo mínimo no..
Que risa.. me paso en Barcelona parecido, despues de tantos años de mamá ya no sabía que hacer con tanta libertad.
Me ofrecieron echarme un acido y otro de nombre desconocido (drogas de hoy supongo) en el Barrio Gótico en Halloween y no pude.. me ahueque. .quería una dosis de ama de casa con complejo de culpa..
jajaja
que risa
ya se te va a pasar, esperate
de todos modos es rico también estar en casa.. yo pase las doce no disfrutando verticalmente como antes, si no horizontalmente.. tranquila en la casa, haciendo lo que mas me gusta con mi marinovio..
y me pareció genial...

Andrea dijo...

Mmmm... yo ando todavía preguntandome si estoy lista para dejar los 20's, dandome cuenta que el reloj biólogico ni se inmuta, cuestionandome si algún día me animaré a ese asunto de la maternidad; también hace unos días saqué recuento de las trasnochadas y las parrandas 24/7, y sabes qué? me gustó esta suerte de limbo en la que me encuentro, porque significa que vienen cosas nuevas.

La que sea que hoy seas te quiero igual AMIGA. Abrazos

Skunk LR dijo...

ahhh, pinche reloj biologico... o las malas juntas...yo creo que lo segundo, porque cuando uno anda entre la miel, algo se le pega, pero igual se te quiere un chingo!!!

Anónimo dijo...

estaba precisamente aburrida y por destino llegué a tu blog.
estoy en la transición de dejar mi vida y tener que compartirla con otra persona, el resultado: desastre.... será que uno siempre idealiza las cosas?
o las idealicé demasiado?
no hay la vida rosa que supuse...no hay emoción..no hay sexo...no hay atención y todo se ha reducido a una palabra: aburrimiento....sin embargo no es mala vida...no hay golpes ni nada por el estilo..hay mucho respeto y educación entre nosotros pero...realmente creo que vivo con mi cuate del alma.... pero no hay pasion....siempre busqué la pasión en mi vida....desde niña tuve la idea de que la pasión era algo mágico...en la forma en que se presentara...como fuera..pasión por la vida, por el trabajo, por la persona, por actividades, por la profesión...hoy me doy cuenta de que se me olvidó la pasión y me ganó la estabilidad y mi zona de confort....
estoy triste por que ya no hay pasión...y lo peor es que no me importa buscarla...todo es revuelto....