martes, 23 de diciembre de 2008

El día que le di a Britney una oportunidad


La rubiecita esa me caía mal. Me daba mala espina, con sus bailes y miradas inocentes. Los medios la declararon la princesa del pop, sin atreverse a mover de su trono a Madonna, quien observaba hasta cierto punto indiferente la revolución que se estaba gestando en su reino.
Britney fue creciendo en todo sentido (tanto en glándulas mamarias, escándalos, discos de oro y extensiones). Muchos predijeron que pronto habría cambio de mando, golpe de estado. Britney parecía hacer temblar el trono de Madonna con cada caderazo. Atrás de ella venían cientos más, la mayoría rubias, ansiosas de sacar a la cuarentona del panorama y repartirse las delicias del reino.
Madonna, ni se inmutó. Hasta se tomó vacaciones para que se jalaran de las greñas entre ellas. Algo se traía entre manos.
Recuerdo exactamente el día que vi a Madonna en los premios MTV de 1984, revolcándose en su vestido de novia mientras cantaba como una gata en celo. Yo tenía 12 años, nunca había visto algo tan osado.
Casi 20 años después, Madonna sacó American Life, un disco reflexivo, diferente, que marcaba un cambio, como siempre. Con un look a lo Patty Hearst, cuando era militante claro, la diva se metía en camisa de once varas hablando de patriotismo en medio de la guerra en Irak. Un chorro de frescura (curiosamente de parte de una mujer madura) en medio de mujeres rubias y con poca ropa que cantaban sobre lo mismo de siempre. Madonna apareció como una comandante bien fornida, firme y desafiante, en mejor forma que nunca.
Este fue el disco más criticado y el más arriesgado, pero para muchos el mejor (hasta mis amigos puro calidad lo compraron).
Entonces llegó la premiación de MTV de 2003. Cuando se escuchó que empezaba Like a virgin, en lugar de salir Madge aparece Britney imitándola como cuando ella la cantó en 1984. Primero me indigné, pero luego vi que había algo de tributo en esto. Después apareció una bronceada y pelinegra Cristina Aguilera. La rendición era inminente, la derrota se acercaba.
Cuando se suponía que debía aparecer el novio, con las dos chicas emocionadas, la que aparece vestida de sexy frac es Madonna cantando Hollywood, una canción que habla de la música que siempre dice lo mismo. La multitud, compuesta por estrellas del pop y el rock, la recibe de pie. Ella se quita el saco y muestra esos brazos que tanto envidiaba (tiempo pasado, porque en los últimos años han ido decayendo). Entonces mientras canta empieza a manosear a las dos jóvenes, que se ven no como sus súbditas, sino como sus bitches, pero felices de serlo.
La gente estaba fuera de sí. Madonna llegó a reclamar lo que le pertenecía. “Háganse a un lado patojas, que ya regresé”. Ellas se miraban nerviosonas, mientras Madonna parecía segura maniobrando sus altas y puntiagudas botas de dominatriz. Los de Queer Eye for the straight guy parecía que les iba a dar el patatush, y creo que les dio cuando de pronto, la mujer de negro le da tremendos besos en la boca (con lengua dicen) a las dos arrobadas chicas.
Fue la rendición total, la sumisión. La fantasía de millones (me incluyo), besar a Madonna. Y en vista de que Madge las besó a ellas, empecé a verlas con otros ojos.

6 comentarios:

El Aguafiestas dijo...

Fue como un beso de El Padrino, les dio la bienvenida como reina.
Yo recuerdo me molesté, porque a mí la Aguilera me encantaba y su beso lo cortaron, por pasar la cara de cagado del Justin. Wow, que in andaba yo.

el VERDE !!! dijo...

Sos la tercera personas que trae a colación algo de Madge... espero que pal 2009 continué aliemantando a más, creo q queda Madonna para un par de nuevas generaciones más.

Particularmente la sigo desde el CD Ray of light... de las anteriores me quedo con Like a prayer, quizá por lo irreverente y hereje del clip.

En fin, viene un nuevo año, un divoricio y de seguro nuevos amores. Ya veremos q sorpresitas nos trae la Reina del Pop.

KRMA dijo...

soy una ultrafan de las dos y siempre busco todo lo que pueda encontrar en internet sobre las dos y para mi es una digna susesora brit de madge porque amo a madonna pero ya se nota que esta exprimiendose mucho, blogendo tambien entoncre un reportaje de un chavo que no le gustaba brit pero luego le gusto, te lo recomiendo, me llamo maria encarnacion gonzalez pero me podes decir Krma.

Anónimo dijo...

esta es el link :D

http://jpdardon.blogspot.com/2007/11/anlisis-pop-its-britney-bitch.html

Anónimo dijo...

este es el kiss :O

http://www.youtube.com/watch?v=sLbsFdeuy80

Leon dijo...

No me gustaba Madonna, la verdad, sino hasta Ray Of Light, precisamente, seducido por el video dirigido por Gregory Black, si no estoy mal. Siempre me han repugnado esos autonombrados profetas, que se dedican a ladrar a los cuatro vientos, siempre para ventaja de las disqueras según ellos, quién será el sucesor de fulano o mengano. ¿Britney, sucesora de Madonna? ¿No recordás a los retrasados que nombraron a Ottmar Liebert como al sucesor de Santana? Ya aquí, "en nuestro medio", recuerdo a un cuate, quien una noche se asomó a la casa donde nos reuníamos con frecuencia, agitado hasta el extremo: con voz entrecortada nos logró contar que, en una fiesta le habían ofrecido el puesto que tiene Tasso en la sociedad guatemalteca. Ay putz... Madonna es insustituible en la historia de la música moderna, pero Britney también, aunque te duela... jajajajaja.